Ciertamente, este curso escolar, va a ser diferente. Las iniciales COVID-19 siguen presentes en todo lo que vemos y tocamos. Sin duda, el virus, ha llegado como una señal sin previo aviso de la obligación al paro y al cambio. Y así lo está demostrando. En estos tiempos de incertidumbre, las medidas de protección son básicas y ya nos vamos acostumbrado a ellas.

“La vuelta al cole”, sin duda, el punto culminante de reencuentro obliga a escuelas, academias y centros docentes a asegurar todas las medidas de protección para el control de la pandemia. Provistos de señales visuales de distanciamiento, dosificadores y geles hidroalcohólicos hacen todo lo posible para asegurar la mayor de la normalidad.

 

E-commerce Vuelta al Cole

 

Estamos ante una nueva realidad y ante una nueva consciencia colectiva. Consciencia social porque ya no es cosa de uno, si no de todos. Todos somos parte de esta cadena vulnerable y sensible que trata de evolucionar y permanecer intacta durante los años. Y ahora claro está, ante la incertidumbre y el descontrol de este virus, la especie está en estado de alarma, asustada y temerosa.

El virus nos echó de la zona de confort. Nos ha puesto en pie. Nos pide otra forma de ver, de pensar, de realizarnos. Todo aquello que no quieres ver, el tiempo te lo asoma. Viejas fórmulas de trabajo, consumo a toda costa, producciones sin freno, alocada contaminación… ¡Basta ya! Parón y cuenta nueva. Por fin se asienta la revolución digital con oportunidades y salidas para todo aquél que esté dispuesto a encontrar otra manera.

El e-commerce es el camino más efectivo para aquellos negocios tradicionales que se quedaron aposentados detrás de los mostradores. Para todos aquellos que invirtieron en grandes localizaciones y tiendas llenas de producto. Para servicios a pie de calle, para formadores, médicos, abogados, publicistas. El e-commerce es la puerta del nuevo consumo.

Con un universo infinito de posibles clientes, y sin moverte de casa, puedes crear el mayor de los imperios. Basta con cambiar la forma de ver y de tratar. Mi consejo, deja los viejos listados de teléfono, calculadoras y agendas y hazte con las nuevas herramientas digitales; redes sociales, portales, buscadores y marketplace.

 

¿Quieres que te llamemos?